Las 3 claves para una buena instalación industrial LED

Uno de los principales campos en los que Gelfor Import S.L. trabaja es el de la instalación industrial. Del mismo modo que en instalaciones profesionales o de comercios, aquí realizamos estudios profesionalizados. Nuestro equipo de ingenieros técnicos efectúa un pormenorizado análisis de forma personalizada para cada tipo de proyecto. En el caso de que su instalación sea industrial, estos son algunos de los requisitos que tienen muy en cuenta:

1- Dimensiones del lugar

Este es un punto muy a tener en cuenta dado que afectan múltiples factores en términos lumínicos. No solo en un punto tan elemental como el número de luminarias a instalar. Y es que en términos de dimensiones no solo hablamos de medidas en plano, sino también en altura. Es fundamental tener este componente muy en cuenta dado que influirá decisivamente en el tipo de luminaria a escoger. ¿Por qué? Porque según la luminaria tendremos un radio de acción, un ángulo de apertura diferente. Así, atajando el punto exacto de mayor efectividad de dicho radio disminuiremos el número de luminarias a instalar y habrá un confort visual notable.

Pero también influye la distancia que habrá entre las distintas luminarias. Una vez conocido el radio de acción de las lámparas a instalar, se tratará de discernir cuál es la idónea separación entre las mismas. Para ello se tienen en cuenta componentes como la intensidad lumínica, medida en lúmenes. El lumen (lm) no es otra cosa que la cantidad de luz que es capaz de generar la bombilla, mientras que los luxes (lm/m2) mide la densidad de luz sobre una superficie. Así, se tendrán que tener en cuenta estos factores para aprovechar de forma idónea el espacio a instalar.

2- Tipo de luz

En este apartado entran muchos aspectos a tener en cuenta y de hecho se pueden entrelazar con otras claves. No son indistintas, sino que más bien se conectan a los puntos 1 y 3. Según las dimensiones del lugar se tendrá en cuenta un tipo de luz u otro, así como según la normativa que indica este tipo de luz. Pero aun así, dentro de los requisitos técnicos de los otros puntos existe un inmenso abanico en el que concretar. De hecho, en artículos anteriores ya profundizamos de forma nimia centrándonos tan solo en las luces respectivas a productos de alimentación frescos.

Y es que la sensación que aportas al lugar donde se encuentra la luminaria, con la luz que proyectas, dice mucho del espacio que iluminas. Una sensación de calidez o de frialdad influye tanto en la temperatura del color como en la potencia. Esto es, contra más frío se proyecta con la iluminación más potencia requerirá la luminaria a instalar. Medida en kelvins la temperatura del color, la luz cálida fluctúa entre 2.500 y 3.500 mientras que la luz fría lo hace entre 5’5 o 6’5 mil. Si bien la luz cálida aporta un ambiente acogedor que ayuda a la relajación, la luz fría es idónea para lugares de trabajo con documentos, ordenadores, cocinas, baños… Del mismo modo se puede escoger una luz neutra, instalable en lugares donde no se requiera una especificidad lumínica.

3- Normativa

Uno de los principales aspectos a tener en cuenta se refiere a la normativa. Y es que cambian mucho los requisitos técnicos de instalación según el tipo de negocio, dimensiones, etc. Dado que estamos en un supuesto de iluminación industrial, en un espacio interior, nos atendríamos en un primer lugar a la UNE 12464.1 – “Norma europea sobre la iluminación para interiores”. En este punto se tratan unos requisitos de iluminación por satisfacer tres necesidades humanas básicas: confort visual, prestaciones visuales y seguridad.
Asimismo, según el tipo de actividad y después según el área, tarea o actividad, se tendrá en cuenta la iluminancia mantenida (Em), los límites de UGR (límite de Índice de Deslumbramiento Unificado UGR) y los índices de rendimiento de colores (Ra o CRI).

Profundizando en la capacidad de deslumbramiento que pueden tener las luminarias. Y es que del paso desde un espacio sin ningún tipo de iluminación a uno iluminado no habría un deslumbramiento importante. En cambio, dentro de un mismo espacio ya iluminado pero con grandes diferencias en términos de intensidad lumínica podrían provocar estos deslumbramientos.

Infografía 3 claves instalación industrial