¿Cómo se mide la eficiencia energética en las bombillas?

Las etiquetas de eficiencia energética de la Unión Europea se emplearon en un primer momento en los electrodomésticos. Pero posteriormente se han implementado también en las lámparas y bombillas. Así se consigue que los consumidores estén informados sobre los productos que adquieran.

Hay que tener en cuenta que existen dos tipos de mediciones o etiquetas. Y es que según si se trata de lámpara o luminaria se tienen en cuenta diferentes aspectos.

Etiquetas para lámparas

  • El nombre del proveedor o código identificador del modelo.

  • Los siete niveles de eficiencia energética desde A++ (índice más elevado) hasta E (índice menor).

  • En el punto más inferior se añade el consumo de energía, ponderado en kWh por un periodo de 1.000 horas, con un cálculo redondeado al número entero más próximo.

Etiquetas para luminarias

  • Nombre del proveedor o código identificador del modelo.

  • En la parte central se colocan las siete clases de eficiencia energética. Asimismo, un icono de una bombilla indica las clases de lámparas recambiables y compatibles. Una cruz indica las clases de lámparas no compatibles con la luminaria. Las letras “LED” de forma contigua a las clases de la A a la A++. Y, siempre que se requiera, se podrá indicar más información de interés en un cuadro.

  • Compatibilidades o cualquier otra información necesaria sobre el soporte de la fuente luminosa.

Excepciones

El Reglamento concierne algunas excepciones en las que el producto podrá no llevar etiqueta:

  1. Lámparas LED cuyo flujo luminoso sea inferior a 30 lúmenes.

  2. Lámparas LED que funcionen con pilas.

  3. Aplicaciones para lámparas LED cuya finalidad principal no es la iluminación.

  4. Lámparas LED, comercializados como parte de una luminaria o como piezas de repuesto.

  5. Luminarias diseñadas para funcionar exclusivamente con las lámparas y módulos que figuran en las letras a), b) y c).

Clasificación energética de las luminarias

Etiqueta eficiencia energéticaMediante la etiqueta de eficiencia energética se clasifican las diferentes siete clases que se emplean en las lámparas para el uso doméstico meilleur site pour acheter du cialis. Desde la “A” (más eficiente) hasta la “G” (menos eficiente). El cálculo para la clasificación de la eficiencia energética se realiza según unas directrices de flujo luminoso y de potencia de la lámpara.

Ejemplos de la clasificación en lámparas:

  • LED: Siempre clase A.

  • Fluorescentes: Clase A y B.

  • Halógenas: C y D.

  • Incandescentes: Siempre clase E.

De forma técnica, el proceso para la medición está desglosado en la norma DIN EN50285 “Eficiencia energética de lámparas eléctricas para el uso doméstico, procedimiento de mediación”. Con referencias a las normas de la lámpara que corresponda.