Contenedor amarillo, azul y verde. Contenedor verde redondo, contenedor para pilas. Y sí, también contenedores para lámparas LED. Reducir los desechos y el impacto en nuestro entorno son el principal objetivo del reciclaje. Así como el aprovechamiento de las materias primas que se generan mediante el tratamiento total o parcial del producto ya utilizado. De este modo se minimizan tanto costes económicos como medioambientales.

El incipiente consumo de lámparas LED y sus luminarias ha derivado en la necesidad de realizar este ciclo de reciclaje. ¿Por qué? Porque con una luminaria no habría problemas por las irrisorias cantidades, pero con muchas luminarias aparece el problema. Es por ello que con el Real Decreto ECO-RAEE se estipularon las bombillas y luminarias incluidas en el Sistema de Gestión de Residuos.

¿Qué se hace con las bombillas recicladas

En mayor medida se emplean los materiales para la fabricación de otras lámparas, siempre que sea posible. En caso de que no lo fuese se destinan a transformación o almacenamiento. Así los componentes tienen diversos usos. El vidrio en la industria de cerámicas y asfaltos, el aluminio en cementeras y el plástico en múltiples productos.

La aparición del LED ayuda también en este aspecto, pues al no incorporar mercurio (sí lo tienen lámparas fluorescentes y de bajo consumo) se evita la posibilidad de contaminación mediante este elemento. Así, se pueden reemplazar los componentes de forma individual y disminuyendo así, el tamaño y complejidad de deshechos. Todo ello implica eficacia y disminución de costes.

¿Qué es el ECO-RAEE?

A partir del RD 110/2015 referente al reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) se estipula el control de residuos mediante el reciclaje una vez concluya su vida útil. Si bien el precio se ve influido, los beneficios medioambientales son múltiples.

En relación al LED se establece lo siguiente:

a) Anexo I, Categorías y subcategorías de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (AEE) hasta el 14 de agosto de 2018, categoría 5:

    Lámparas de descarga de gas: fluorescentes rectas, compactas, de descarga de alta intensidad, de sodio de presión y de haluros metálicos.
    Lámparas LED.
    Otros aparatos de alumbrado y aparatos utilizados para difundir o controlar luz con excepción de bombillas de filamentos.
    Luminarias profesionales.

b) Anexo III, Categorías y subcategorías de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (AEE) a partir del 15 de agosto de 2018:

    Categoría 3:
    Lámparas de descarga (mercurio) y lámparas fluorescentes.
    Lámparas LED.
    Categoría 4: Luminarias de dimensión exterior superior a 50 cm.
    Categoría 5: Luminaria de dimensión exterior inferior a 50 cm.

Gelfor y el reciclaje

AmbilampDesde Gelfor Import S.L. estamos muy concienciados con la sostenibilidad y el medio ambiente. De hecho todos y cada uno de nuestros productos e instalaciones tienen como objetivo minimizar cualquier tipo de residuo. Es por ello que en cada nueva instalación que hacemos y en nuestra tienda contamos con puntos de reciclaje Ambilamp