En los últimos tiempos la iluminación ha cobrado un papel fundamental en términos decorativos. Pero, poco a poco también con respecto a aspectos como el ahorro y la eficiencia energética. Gracias, principalmente, al desarrollo de tecnologías como el LED que permiten una mayor versatilidad a la hora de iluminar de forma eficiente. Es más que destacable el auge de este tipo de iluminación en 2016. Siendo previsible que durante el 2017 sea ya de una preponderancia total la instalación con esta tecnología. Así, como la tecnología no está reñida con el diseño y la decoración, hemos tratado de cotillear cuáles van a ser las tendencias en iluminación para interiores durante 2017 que acaba de empezar.

El aspecto final de la vivienda y la estancia en ella puede ser significativamente diferente dependiendo de la luz que se utiliza. Pero no solo en el hogar, sino también en cualquier local u oficina. Pues cada vez es más habitual ver diseños vanguardistas en términos decorativos y, como consecuencia, la iluminación debe ponerse a la par.

Bombillas LED vintage y al descubierto

Así, una de las tendencias que parece rescatarse con ese estilo vintage, que domina también las pasarelas de moda, son las bombillas al descubierto. De las industrias de principios de siglo pasado se ha pasado al salón de casa o la oficina. El uso debe ser controlado y teniendo en cuenta la temperatura de color y los luxes para evitar daños en términos de salud. A raíz de esta vertiente radica la utilización de bombillas redondas de gran dimensión con una luz tenue que incorpora dibujos asemejables a los de aquellas incandescentes del XX. A diferentes alturas, en el salón o en zonas de descanso o comida de oficinas pueden ser muy efectivas en términos decorativos.

Y la palma de la implantación LED se la lleva la versatilidad que aporta a la hora de poder realizar diferentes diseños decorativos. A partir de ahí y con origen en los comercios, se trasladan a las casas las tiras LED. Empleables en los muebles y generalmente en baños, generan ambientes relajantes por el uso de fuentes de luz indirectas. Que a su vez sirven para realzar el mobiliario y los elementos decorativos del lugar. Y si todo viene de adaptar, ¿por qué no utilizar farolillos de exterior en interior? Con la mayor potencia y aprovechamiento de energía del LED parece que se llevará el uso de los farolillos en salones, dormitorios de niños o exteriores. Además, el uso de letras al más puro estilo blogger tanto en comercios como en habitaciones será más que recurrente a la hora de decorar.