Relación iluminación LED y productos frescos

Varios son los supermercados que se han puesto en contacto con nosotros para realizar el cambio de la iluminación de alimentos que ostentan en sus respectivos negocios. Muchos dirán “¿por qué?”. Por varias razones, pero principalmente porque gracias al LED que instalamos se puede aumentar la vida útil de los alimentos.

Una de las principales características de la iluminación LED radica en la estética y el gran atractivo que tiene a efectos visuales. Pero también tiene varios motivos en términos de salud y medioambientales. Es por ello que informamos para los comercios que trabajan con alimentos, que gracias al LED el atractivo visual aumentará exponencialmente. Mientras que el fotoenvejecimiento se atenuará ante la eliminación de calor y rayos UV, manteniendo con todo ello la frescura del producto.

¿Qué ventajas tiene el LED en los alimentos frescos?

Dicha ventaja competitiva al usar el LED se nota principalmente en los alimentos perecederos. El color del alimento, con una iluminación indebida, se pierde y genera un rechazo en el cliente. Asimismo, se enfatizan las cualidades de los productos más frescos (pescado, carne, fruta…). Al mismo tiempo que se protegen de cargas térmicas que soportan. Y, para más inri, se reduce el consumo de las neveras puesto que los motores no necesitan tanto tiempo de encendido. A todo esto se añade la proyección al exterior de una imagen cercana al “negocio ecológico” con una presentación seductora para el cliente.

Es por ello que gracias a la eliminación de IR y UV al implantar la iluminación LED se consigue una protección de los alimentos evitando el fotoenvejecimiento. A ello puede agregarse la gran apariencia del producto debido a la atractiva iluminación del LED. Y es que gracias a la gran capacidad de lumens proyectados en la dirección adecuada y seleccionada. Es por ello que una buena iluminación LED vertical eliminará los reflejos molestos que puedan generarse a los clientes y el brillo aumentará.

Asimismo, gracias a la gran variedad de productos en torno a la iluminación LED se podrá dirigir qué tipo de luminaria se escoge. Es por ello que según el producto se escogerá un tipo de iluminación, teniendo en cuenta todas las cualidades del mismo y las necesidades de la empresa en términos de venta.

Ventajas LED sobre productos frescos:

Carnes y embutidos: una luz blanca cálida con un ligero toque de rojo aminorará el deterioro de las zonas de corte mejorando el color rojo.
Pescados y mariscos: para los pescados rojos es acertada una luz similar a la de carnes y embutidos; mientras que una luz blanca fría destacará distintos pescados.
Panadería: si bien para pasteles lo mejor es una luz fría que ayude al relieve de la crema, con el resto de productos deberían variar entre rojo-marrón o blanco-amarillo. Eso sí, los componentes lácteos no serán inconveniente ni se verán deteriorados.
Frutas y verduras: una iluminación general cálida en tonos rojos y naranjas junto a una iluminación más direccionada para destacar la calidad y los colores naturales emulando a la luz solar.